Gastronomía valenciana

Valencia es, por muchas razones, uno de los mejores destinos de vacaciones en España: clima envidiable, playas espectaculares, buena oferta cultural, una arquitectura deslumbrante… Pero si hay un motivo por el que miles de turistas acuden a la capital de la Costa Blanca cada año es por la riqueza de su gastronomía, basada en la tan aclamada dieta mediterránea. He aquí una serie de platos que no puedes perderte en tu visita a la ciudad:

Arroces

No se puede hablar de la cocina valenciana y olvidarnos de su famosa paella. Los valencianos son auténticos maestros a la hora de cocinar el arroz y elaboran infinidad de platos con él. La receta original está cocinada en horno de leña (de madera de naranjo, concretamente) y lleva carne de pollo y conejo, judías verdes y alubias blancas, sin olvidar el valioso azafrán para darle su característico color oro. No menos sabrosa es su variante marina, la paella de marisco, o la fusión de ambas, la popular paella mixta. Aunque si quieres probar otras variedades más curiosas, elige el arroz con alubias y nabos o el arroz al horno.

Imagen

Mariscos y pescados

Su proximidad al mar propicia que los productos marinos tengan un papel destacado en la gastronomía valenciana. El suquet de peix es un delicioso guiso de pescado, con gambas, mejillones, patatas y almendra. Otra interesante y sabrosa receta es el all i pebre, anguilas guisadas en una deliciosa combinación de ajo, pimentón, almendras y canela. No puede faltar en este apartado la célebre fideua: los característicos fideos son acompañados, en sus preparaciones más lujosas, por bogavante y rape.

Carnes

Aunque no es una región que destaque por sus platos basados en carne, hay algunas recetas a tener en cuenta, como la torraeta de xulles, chuletas de cordero a la brasa aderezadas con all i oli (ajo y aceite).

Dulces

La tierra de los turrones ofrece también otros manjares para los más golosos, como las cocas dulces (una especie de torta elaborada con azúcar y aguardiente), las orelletes (una masa frita con miel), los buñuelos de viento y los flaons (unos pequeños pasteles rellenos de requesón y almendra). No olvides probar la típica horchata de chufa, deliciosa cuando aprieta el calor.

Y para dormir, si estás buscando alojamiento, échale un vistazo a  las ofertas en los hoteles baratos de Travelodge.

Anuncios